ENFERMOS.

Pequeña muerte, la llaman, pero grande, muy grande ha de ser, si matándonos nos nace. Eduardo Galeano.
Convéncete amor;
que mis manos y tu piel nacieron para estar juntas.
Abre tus poros como flor al roció 
y naufraguemos en un mar de sensaciones.
Dulce entrega que se complementa
con tu complicidad seductora.
Lengua inquieta que se interna
en los espacios mas secretos de tu cuerpo:
(entrepierna).
Disfruto el néctar que emana de ti.
Placer infinito sin principio ni fin,
deseoso de cuerpos gozosos,
vencidos por el placer que nos regala el amor,
que duele en la indiferencia,
que disfrutamos en los pequeños detalles.
Nace en tu mirada, habla en tu vena,
se entrega en tu piel lubricada,
por besos, caricias, miradas, roces, olores, colores y sabores.
Vive en tu húmedo sexoparaiso,
 en tu vientre ardiente.
No intento ser un aparecido, 
ni el que causa olvido de tus cosas cotidianas,
soy el que pierde el sueño por tu causa en las noches, 
y amanece con una sonrisa recordándote por las mañanas. 
Extraña que extraño déjame entrar en ti, 
porque no solo quiero tu cuerpo, deseo tu alma…
no he hecho nada mas, que decirte como soy 
y como mi existencia desde antes de conocerte ya te convocaba.
El mismo deseo lo siento por ti, 
  “El amor es una de las enfermedades mas terribles y contagiosas”
Galeano no se eqivocaba.
Eso que sientes, son los síntomas que tengo yo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s