Mis amigos me dicen que no pierda mi tiempo leyendo poesía.

Esa porquería te hará un cursi romanticón, decían entre risas,

mientras me extendían un ejemplar de Penthouse y otro de Playboy.

Sabemos la dirección de un sitio, donde pagas una y llevas dos,

entrega inmediata y total discreción.

Mis amigos dicen no escribas más poemas

esa mierda no da plata.

En la próxima carrera métele todo lo que tengas a

Señorita Zaina, mientras de mano en mano iba la gaceta hípica

Mis enemigos, así deben ser considerados los que hablan tan mal de la poesía.  

.


Anuncios