Imagen

Desde que apagaron la luz de nuestro cielo

las noches se hacen más largas.

Ya no hay danzas de astros

ni reflejos de nuestras sombras,

en la humarada de los inciensos.

Anuncios