EL FENÓMENO MIGUEL JAMES.

Los suspiros se escapan de su boca de fresa

Rubén Darío.

Mirones, buzos, voyeristas profesionales,

flecheros, opinadores de oficio,

cupidos empedernidos.

Hemos concluido:

Que el poeta y amante come flor

ha desarrollado una teoría

Que denominamos:

“El fenómeno Miguel James”.

La misma consiste en:

 “muchachas que, miradas con pantalones

Poco ofrecen a los ojos

Pero, una vez desnudas

aparecen bien buenas”.

Anuncios