Hay miles de formas de morir de amor…

pero la mas infalible es aquella:

que al morir el amor,

cobre vida en el olvido.

Solo resta:

recordarlo en el verso

y revivirlo en la poesía

 

Anuncios