AVE CARMEN

La natura te salve Carmen,
llena eres, así que bien gracias,
al señor que te ha olvidado.
Bendita eres entre todas las mujeres,
bendito sea el surco de tu vientre
donde va la semilla que da vida.
Bendita la proyección de tu luz,
Santa Carmen
nuestro dios, madre;
Bendito tu gran amor
distribuidos en ocho hijos
y ya perdí la cuenta de cuantos nietos.
Bendita por darnos tanto con tan poco.
Bendita tus manos de obrera
con olor a ajos y cebollas.
Bendita por llevarme
nueve gloriosos meses en la cavidad de tu carne.
Bendita por llamarte Carmen,
por ser mi madre, mi padre.

Anuncios